Servicio terapéutico

04

15 años de dedicación terapéutica me permiten dar un servicio personalizado en el que ofrezco soluciones a diferentes patologías y demandas clínicas utilizando una metodología que combina diferentes herramientas de diagnóstico y de terapia. Muchas veces es necesario recorrer a visiones complementarias y abordar los problemas desde varias ópticas para tener los mejores resultados debido a que a menudo los problemas tienen causas complejas y multidimensionales.

La Medicina Tradicional China junto al test muscular kinesiológico son mis herramientas principales de diagnóstico. Su valor esencial es ofrecer una visión global, holística, de los fenómenos fisiológicos, mentales y emocionales y permitir una diferenciación de síndromes (diagnóstico) afinada y personalizada. Ya que no hay dos personas idénticas sino que cada una tiene un estado físico, mental, emocional y un entorno determinado y único, tampoco hay un único tratamiento para una determinada enfermedad. El tratamiento no se orienta a la patología sino a la persona.

Por este motivo, para tener efectividad en la terapia, es esencial conocer a la persona, su entorno y su actitud en la vida y frente a sus retos. Con este objetivo realizo una entrevista personal y confidencial detallada en la primera sesión. Elaboro un historial médico y personal para recoger datos sobre los síntomas que presenta la persona, la medicación que toma y saber de otros tratamientos que pueda estar realizando y también para valorar sus hábitos alimentarios, de descanso, de actividad. A lo largo de mi experiencia he podido constatar la influencia determinante en muchos casos de los hábitos y las actitudes en la cualidad de la vida de la persona y de su salud; por lo tanto su consideración es de gran importancia en el proceso de recuperación del estado de bienestar de la persona. En base a los datos de la entrevista, establezco un diagnostico según los principios de la Medicina China y elaboro un plan terapéutico inicial en el que determino las herramientas terapéuticas más apropiadas, la frecuencia de les sesiones y el plazo aproximado de duración. Se realiza un seguimiento periódico de la efectividad y un ajuste de los tratamientos en función de la evolución del estado del paciente.