Nutrición y Dietoterapia

Nutrición y Dietoterapia según los criterios de la Naturopatía y de la Medicina Tradicional China (MTC).

La dietoterapia según la MTC tiene como objetivo recuperar el bienestar de la persona mediante una alimentación equilibradora de acuerdo a su constitución particular, su modo de vida, su trabajo, su estado de salud, el clima y las estaciones, etc.

Se rige por los principios globales de la Medicina Tradicional China que considera al ser humano de forma holística como un microcosmos dentro del macrocosmos del Universo, regido así por las mismas leyes que la naturaleza.  El bienestar del ser humano depende en gran medida de su adaptación a los ciclos naturales y de la asimilación de lo que la naturaleza nos ofrece de la forma más directa posible.

A menudo no relacionamos nuestro estado de salud y cómo nos sentimos con lo que comemos. Sin embargo, “somos” literalmente “lo que comemos”. El alimento nos aporta sus nutrientes y éstos se transforman en nuestra sangre, en cada una de nuestras células que están constantemente renovándose; pero también nos aporta su energía vital, y de la calidad de ésta depende la calidad de nuestra propia vitalidad.

Cada alimento nos nutre de una forma concreta.  Los alimentos poseen unas propiedades y características energéticas que tienen una acción determinada sobre nuestro cuerpo. La Medicina Tradicional China clasifica los alimentos según su sabor y según su naturaleza. Existen 5 sabores (Dulce, Picante, Salado, Amargo, Ácido,) que deben sus características a las 5 Fases o Movimientos de la Medicina Tradicional China (Tierra, Metal, Agua, Madera, Fuego) y tienen acción sobre los 5 Órganos y Vísceras (Bazo/Estómago, Pulmón/Intestino Grueso, Riñón/Vejiga, Hígado/Vesícula Biliar, Corazón/Intestino Delgado). Cada uno de estos sabores tiene una acción sobre el movimiento de la energía (Qi) en nuestro cuerpo: ascienden, descienden, contraen, expanden, centran, etc. Además, la naturaleza del alimento puede ser neutra, fresca, fría, templada o caliente según la acción sobre la temperatura de nuestro organismo.

Al conocer y aprovechar estas propiedades de los alimentos y de sus combinaciones , junto a un Diagnóstico de la persona basado en los principios de la MTC, podemos crear una dieta equilibradora y terapéutica e incorporarla a nuestra vida como un hábito saludable para siempre. “Que tu alimento sea tu principal medicina”.